jueves, 30 de junio de 2016

Cierra Cutervo sin trofeos, con mansos y buen toreo de Juan Leal

 Gómez del Pilar fue declarado triunfador de la Feria de San Juan Bautista 2016



Último paseillo en Cutervo 2016
 @magalyzapata
Todos salvo uno, el quinto, fueron mansos con sentido, buscando huida y refugio en tablas. Esta vez los toros colombianos de Juan Bernardo Caicedo no dejaron espacio para la ilusión pues de salida mostraron su peligrosa condición. Todos, salvo el quinto. Un jabonero, de bonitas hechuras, que sin estar sobrado de fuerzas, se empleó bien en el caballo y recibió un par de buenos puyazos, quizás exceso por aquello de administrar fuerzas. Ese jabonero tuvo nobleza y son, cadencia y clase al embestir.
Juan Leal en el quinto bueno, Cutervo
Con él, el francés Juan Leal pudo estirarse bien con el capote en ramillete de verónicas suaves y a compás, de buen sabor. Se lució variado por lopecinas y en muleta se dejó sentir en muletazos por ambos pitones, suaves y acompasados, reunido y con importancia. Inició toreramente de rodillas. Toreó tanto y tan bien, aún a pesar que se apagó un tantito el toro, que el público quería que siguiera y no entrara a estoquear, pero el indulto no llegó. Fue faena larga que, de meter la mano arriba, era de orejas, pero cayó media y trasera algo desprendida y los premios no llegaron. Fue ovacionado.

Fue esto un oasis ante el peligro de los mansos que campeaban sin respiro, uno tras otro. El primero de Leal era un pájarraco, alto y abierto de cornamenta, con la cara arriba, hecho para arriba, no humillaba y se frenaba. Por pies y abrevió.

Paco Ureña, que me confirmó su apoderado estará en Acho, se topó con un malo, el primero, y otro no tanto. Explico. El que abrió plaza no se emplea y no se entrega ni en capote ni en muleta. Lo intentó pero no consiguió agua de ese pozo. Reservón y gazapón, rajado y manso condicionó la faena y a la hora de entrar a matar también. Pinchazos porque esperaba. Silencio. Con el cuarto, que se dejó algo en el capote de Ureña, tumbó al picador en varas, estuvo bien Verita en el tercer par de palitroques. En muleta le sacó con porfía y oficio buenos muletazos por abajo, con firmeza y autoridad. Con la izquierda no se desplazaba. Pincha y entera. Palmas.

Paco Ureña ante el cuarto de Caicedo

El lote del peruano Joaquín Galdós tampoco fue mejor, si acaso peor. En este lote fueron los dos caídos en combate. Ya te cuento. El tercero aparentaba lo que no era cuando le echaban el capote abajo, humillaba pero no se desplazaba, quedándose en los pies y buscando al torero, sino, iba con la cara arriba rebañando, midiendo, reservón, gazapón. Incierto. Caído 1. En banderillas le pegó la cornada al banderillero David Zorrilla de Chiclayo. Fue evacuado al hospital en ambulancia, a pocos metros del coso. Sin un pase y con peligro avieso. Galdós demoró en despacharlo. Pitos. Según nos informaron los compañeros, Zorrila sufrió rotura de bolsa escrotal de 8 cm superficial con 16 puntos de sutura.

El último de la tarde y de la feria, castaño quemado con la cabeza arriba, intentó varias veces saltar la valla. Complicado y peligroso. Similar comportamiento al anterior. Caído 2. También en banderillas, bregando, hizo hilo por el experimentado Dennis Castillo y se enceló en el suelo, golpes y pisotones que lo dejaron maltrecho. Con la muleta, poco o nada se podía hacer, sino lidiarlo por pies y abreviar.

Así concluyó la Feria San Juan Bautista de Cutervo, versión 2016, en la que fue declarado triunfador el español Gómez del Pilar por su triunfo de la sexta tarde, del 29 de junio. Serial variado que incluyó la presentación de recortadores españoles. Dejamos Cutervo con la esperanza de volver a pisar la tierra del Ilucán en años venideros.

FICHA. Plaza de toros Jorge Piedra Lozada. Jueves 30 de junio 2016. Tarde, soleada pero fría y lleno en los tendidos se verificó la última de 7 tardes de toros. Se lidió ganado colombiano de Juan Bernardo Caicedo, malo y peligroso, salvo el 5º noble con clase y justas fuerzas. Paco Ureña, silencio y palmas. Juan Leal (Fra), silencio y ovación. Joaquín Galdós, silencio y silencio. Se declaró triunfador de la feria al español Gómez del Pilar.

El indulto y el triunfo de Gómez del Pilar en vídeo resumen

@magalyzapata

Vídeo resumen del triunfo de Gómez del Pilar en Cutervo por conseguir el indulto del toro "El Agorero" de Juan Bernardo Caicedo en el coso Jorge Piedra Lozada el 29 de junio.




Fotos de la tarde sexta en Cutervo por Agustín

@magalyzapata

miércoles, 29 de junio de 2016

Gómez del Pilar orejas y rabo por indultar un 'juanbernardo' en Cutervo

@magalyzapata

Noé Gómez Rodríguez “Gómez del Pilar” cortó orejas y rabo simbólicos tras lograr el indulto de un buen pupilo de la ganadería colombiana de Juan Bernardo Caicedo que salió en sexto lugar en una tarde, más fría que la de ayer pero sin lluvia, y que vivimos con intensidad en el coso Jorge Piedra Lozada de la ciudad de Cutervo.

El toro salió de chiqueros con alegría para ser recibido por una larga cambiada y engarzada con lances de capote. Se notó su buena condición nada más salir, amén de sus bonitas hechuras.
Negro zaíno, tuvo alegría al embestir, fijeza en las telas, entrega en el caballo, galope y ganas de comerse el mundo en su embestida.

Condiciones de toro bravo que el toledano, que así se considera (que lo oí decirlo), aprovechó con su entrega y particular alegría y energía al transitar el ruedo, ‘carisma’ o ‘ángel’ o quizás corazón caliente que calentó también los tendidos rápidamente. Naturalidad y frescura, viento caliente pero fresco irradiaba su estar en el ruedo.

Tras una buena vara recibida, el toro se prodigó en un quite por zapopinas o lopecinas, como usted quiera llamarlas. Llegó el tercio de banderillas en el que el de Caicedo galopó con estilo, cumpliendo a cabalidad los banderilleros locales, desmonterándose Verita.

Tomó los trastos Noé y se dirigió a brindar al grupo de la peña El Capote que poblaba los altos del tendido 9. Presto y pronto, recibió por bajo al morlaco y lo sacó de las rayas con torería y, llevándoselo a los medios, empezó a confiarse y a trazar el trasteo por derecha e izquierda con temple, importante sensación dejaron los pases de pecho de pitón a rabo.

El ‘juanbernardo’ no dejó de arrancarse de largo, de emplearse abajo, de tomar con alegría los engaños, como si supiera que era momento de conjuntar su alegría y la de su torero y ofrendarla al público cutervino, que había aguantado impávido el gélido viento frío en la Piedra Lozada.
La gente incorporada en sus asientos convirtió el coso en una fiesta, danzando al ritmo de la música local y jaleando jubilosos al torero en cada muletazo, construyendo la historia del sexto indulto en esta plaza. Queda ya para la historia su nombre, “el agorero” con 505 kilos.

Ni siquiera el torero había tomado el acero, y ya los pañuelos afloraban en los tendidos. El indulto se veía venir y llegó. Simuló la suerte suprema Noé ‘el hombre justo’ y nos embarcó a todos en su arca, para salvarnos del tedio universal. “El agorero” no trajo malas noticias, todo lo contrario. Fue el portador de la buena nueva de que la bravura existe en el toro que atesore, forma y fondo de su estirpe.

Gómez del Pilar también cortó una oreja en su primero, ante un JBC similar en hechuras y que se movió con alegría en la lidia, al que también recibió a porta gayola. Se llevó el copón de la suerte, con el mejor lote de la tarde. Por su parte el francés Juan Leal, se presentó en Cutervo y abrir festejo con un malo sin paliativos, feo y viejo, que llevaba la cabeza por las nubes, rebañaba, orientado que casi lo prende feamente. Fue revisado por médicos de un corte en el dedo.

Con el otro, un jabonero cuajado y mayor, soso que medía, lo intentó por muletazos que no tuvieron ligazón por la condición del toro, gazapón y soso. Era atacar muleta atrás pero lo hizo al final. Falló con la espada.

Por su parte Emilio Huertas vivió la desilusión al negarle el palco una oreja pedida con fuerza en su primero. Variado con el capote y en el quite por chicuelinas. Mejor lució por el pitón derecho, y sobre ahí construyó su faena con logrados derechazos, con la zurda bajó el nivel porque el toro no se entregó. Petición denegada. Vuelta. El quinto no fue malo pero tampoco bueno. No humillaba ni se fijaba en los capotes. Recibió un puyazo y acaso le faltó otro, el toro se creció y el torero no se confió. Salvo por izquierda en corta distancia de uno en uno hacia el final. Estocada tendida y antes pinchazo hondo.

Así se acabó la tarde, en la noche cutervina, fría pero a la vez calentada por la emoción de ver un toro que se gana la vida por su bravura, por su calidad, por su entrega; y porque un torero estuvo ahí delante, para entenderlo, para acoplarse, para torearle.

FICHA. Plaza de toros Jorge Piedra Lozada. Cutervo, 29 de junio de 2016. En tarde fría y con amenazantes nubes negras, se lidiaron toros colombianos de Juan Bernardo Caicedo, disparejos de presentación y desiguales de juego. Destacaron por su movilidad y alegría 3º y 6º, que fue indultado. Juan Leal (Fra), silencio y división. Emilio Huertas (Esp), vuelta tras petición y silencio.

Roca Rey a hombros en Burgos

@magalyzapata

Tras su arrollador paso por la Feria de Chota (Perú), y nada más aterrizar en España, Andrés Roca Rey ha cosechado un nuevo e importante triunfo en la Feria de Burgos.

El limeño ha salido en hombros por la Puerta Grande tras desorejar a un toro de El Puerto de San Lorenzo ante el que ha firmado un auténtico faenón para el que se pidieron los máximos trofeos con mucha insistencia por parte del respetable que abarrotó el Coliseum.

Se abrió de capa Roca Rey frente al sexto con templadas verónicas, para intercalarlas después con chicuelinas. Quitó por saltilleras antes de comenzar su faena toreando de rodillas en el tercio, siendo arrollado y quedando a merced del toro durante largos segundos. Se levantó tras la paliza y se volvió a echar de rodillas para poner la plaza boca abajo con su valor y agallas.
Posteriormente el limeño sometió al encastado animal para firmar series poderosas, mandonas y con mucho gusto por ambos pitones. Finalizó con unas manoletinas de máximo riesgo y ajuste antes de enterrar el acero en lo alto del morrillo del animal, sembrando el delirio en los tendidos.

También pudo tocar pelo del primero de su lote, pero la espada se llevó un premio ganado a pulso sobre el albero burgalés. Roca Rey fue un torrente de ambición, buscando el triunfo a toda costa frente al manso que hizo tercero. El inicio de faena fue espectacular, para después torear con ajuste y autoridad al rajado de El Puerto, firmando una tanda final muy emocionante pegada a tablas.

FICHA DEL FESTEJO. Plaza de Toros Coliseum de Burgos. Lleno. Se lidiaron toros de El Puerto de San Lorenzo. Sebastián Castella: silencio en ambos. Miguel Ángel Perera: dos orejas y oreja. Andrés Roca Rey: ovación y dos orejas con fuerte petición de rabo.

Fotovideo de la 5a tarde en Cutervo por Agustín

@magalyzapata

Fotovideo de la tercera tarde en Chota por Agustín

@magalyzapata

martes, 28 de junio de 2016

Mañana toros en Maranganí, Cusco

@magalyzapata

Tarde con contenido sin premio en la 5a de Cutervo

Plaza Jorge Piedra Lozada
@magalyzapata

Dejamos la ciudad de Chota y llegamos a Cutervo alrededor del mediodía, disfrutando de un hermoso paisaje que nos arropó con sus verdes y montañas, con una pascana en Lajas para visitar su plaza de toros que se yergue inhiesta sobre la montaña, como mirando a su pueblo bajo ella.

Plaza de toros de Lajas
La encontramos coqueta, siendo pintada y engalanada para su feria en honor a San Antonio de Padua que se verificará a partir del 6 de julio. Ciudad muy fría que guarda la famosa montaña Ilucán. Tras recabar los pases de acreditación y boletos del grupo #taurotrip, un refrigerio en el Café Plazza Taurino, taurinísimo, nos dejamos llegar al coso Jorge Piedra Lozada.

El cielo casi negro, auguraba lluvia y así fué en el tercer toro.
Paraguas, chubasqueros tipo bolsas de plástico con brazos y frío, mucho frío. Antes las fotos de rigos en el patio de cuadrillas, con los protagonistas Paco Ureña y Joaquín Galdós.


Tras romperse el paseíllo, un tanto extraño en el orden y paseo de las cuadrillas, empezó el festejo presidido por el matador Daniel Palomino. El ganado de Santa Rosa, con dispareja presentación, sufrió el viaje y perdió kilos, en juego, tuvo el común denominador de la sosería, pero desplazándose. Destacaron 3°, 4°, noble con son al embestir, y 5° éste recargó con fijeza por abajo en el caballo, ambos recibieron largo castigo en varas.

Mano a mano, Ureña - Galdós en Cutervo
El cartel de hoy, digno de cualquier plaza importante del orbe taurino, paseó el anillo de la Jorge Piedra y recibió una fuerte ovación de saludo que devolvió con una tarde de toreo importante, de contenido pero sin espada. Es así que sin la consecuente firma y sello, los trofeos no se cortaron. Especialmente por las faenas realizadas por Ureña en el 3o y 5o, y por Galdós en el 4o y 6o. Importante el cartel pero frialdad del público que se encendió a partir de la mitad de la tarde.

Ureña por naturales
Ureña mostró un caro toreo de capote, verónicas a los medios, en su primero, con un toreo por naturales en corta distancia y mano baja, atacando para ligar, un poco cruzado. Con su segundo (3°), mejoró el contenido porque el toro se desplazó más aunque no con más alegría. Toreó por los dos pitones con temple y torería que agradó y pudo tocar pelo. También, y doble, en el 5° porque lanceó bien por verónicas en el saludo y porque el toro, un castaño quemado, bien presentado, que había ofrecido enorme pelea en varas, se desplazó y lo muleteó por abajo, todo muy templado y ligado. El público se encendió y vibró con su clasicismo y torería pero a la hora de la verdad, marró y todo se enfrió.
Joaquín Galdós a la verónica

El peruano Joaquín Galdós venía muy dispuesto a presentar credenciales ante la afición cutervina. Mostró sus finas maneras con el percal y su hondura con la muleta durante la tarde. Con su primero (2°), un tanto escurrido, tardo y soso, firmó series de buenos naturales, en tanto que con la diestra intercaló profundidad con desmayo. El 4° parecía no ofrecer nada, según lo visto en el capote, se frenaba. Sin embargo, tras la pelea en varas, picado arriba y largo, rompió a bueno con cadencia, que Galdós toreó con manos bajas, imprimiendo temple y hondura. Los naturales salieron muy logrados. Lamentablemente dejó media espada que no bastó y tras varios descabellos se diluyeron los apéndices. Con el que cerró plaza, y en el que brindó su faena a Ureña, que no tuvo tanta calidad como el anterior, estuvo esforzado, buscando las vueltas para conseguir trofeos pero otra vez la espada hizo que sólo saludara una ovación en los medios.

FICHA. Plaza de toros Jorge Piedra Lozada, en Cutervo. Martes, 28 de junio 2016. Se lidió un encierro de Santa Rosa de Lima, disparejo de presentación, nobles pero sosos. Pelaron bien en varas los tres últimos. Paco Ureña, palmas, palmas y saludos. Joaquín Galdós, palmas, ovación y saludos.



Fallece el ganadero Canales

El ganadero Gilberto Canales Osorio, falleció hoy a las 4 a.m. en la Clínica Ricardo Palma.

Además de ganadero el señor Canales fue Presidente de la Peña Taurina Virgen del Carmen de Chumpi. Hizo una gran obra por la Plaza de Toros de Chumpi.

El velatorio es en Alameda Picaflores 188 San Borja (altura Av. Primavera con Velasco Astete) en la Parroquia Santísimo Nombre de Jesús de Chacarilla del Estanque.

Para su familia y amigos desde esta página les expresamos nuestras condolencias.


Enviado desde mi iPhone

lunes, 27 de junio de 2016

Roca Rey acapara trofeos en la Feria de Chota 2016

Los triunfadores de la Feria de Chota 2016

@magalyzapata

El peruano Andrés Roca Rey se llevó todos los trofeos que otorga la Feria San Juan Bautista de Chota, en su versión 2016.
La decisión del jurado de la feria otorgó por unanimidad el trofeo a mejor faena y al triunfador de la feria al diestro limeño.

Mejor ganadería fue para Aníbal Vásquez y su hierro Paiján. Mejor banderillero recayó en el profesional Dennis Castillo. Los premios para mejor picador y rejoneador fueron declarados desiertos.


Roca Rey cierra triunfal la feria de Chota

@magalyzapata
El peruano Andrés Roca Rey cerró triunfal la Feria San Juan Bautista de Chota 2016 con su salida a hombros luego de recibir cuatro orejas de parte del generoso público que colmó el coso El Vizcaíno de esta ciudad. Sus compañeros de terna cortaron oreja en sus segundos toros. Se lidiaron toros de Capiro de Sonsón y Paiján, mansos y rajados los tres primeros colombianos; complicados en sosos y con peligro los otros tres de Paiján salvo el 6º que, aunque se rajó de inicio, tuvo nobleza y entrega por abajo, le dieron la vuelta al ruredo.

Se presentó el sevillano Daniel Luque en Chota tras un largo viaje de Portugal y pechó con un lote poco propicio para el triunfo. Su primero, manso y rajado, huía de las telas y aunque porfió en fijarlo tapando la cara del burel, infructuoso fue su intento. Con el quinto, que tragaba dos y arreaba, se plantó y obligó, hasta que consiguió alguna tanda estimable que caló en los tendidos. Tras la espada entera, aunque pinchó al primer intento, la parroquia le concedió un trofeo.

Otro se llevó Juan del Álamo de su segundo por una faena enjundiosa y de voluntad de poderle a un toro complicado y peligros, que bien te podía atender como distraerse al tendido o al callejón, bien podía meter abajo la cabeza o arrear sin sentido ni orientación. Sin ritmo, sin fijeza, saliendo con la cara arriba de los muletazos difícil era construir faena estructurada. Del Alamo porfió y lo persiguió y casi se lleva una cornada al hacerle hilo. Pincha y estocada entera. Oreja.

El peruano Andrés Roca Rey se llevó el copón, premio mayor de orejas, cuatro en esta tarde, generosas en mi opinión algunas de ellas. Y al finalizar, también los trofeos feriales. En su primero, de Capiro, poco pudo hacer ante el manso, lo intentó, pero el toro no repetía y huía de su muleta.

Con el sexto, el más joven de la tarde pero que tuvo más movilidad y alegría al embestir, que se arrancaba de largo pero que luego se aquerenció en tablas, Roca Rey fue pródigo en lances con el capote de saludo y en quites, que calentaron al público que ya se había motivado en olas tipo tsunami en los tendidos que terminaron en un sonoro ¡Perú Perú! Motivando al peruano en su turno. Remeció conciencias. Con la muleta, lo recibió por derechazos bajando la mano tanto más porque lo hizo de rodillas. Otras tandas en los medios hasta que se fue a tablas y ahí construyó la segunda parte de su labor por ambas manos, templando y en largo, con molinetes, desplantes, trincherillas y todo cuanto cabía para no decaer ánimos y llegar al espadazo, que tras el pinchazo, generosas orejas recibió.

Lo dije ayer y lo repito hoy. No estoy de notaria de orejas si de contar lo que veo y eso, es un torero repleto de capacidad y voluntad de triunfo con entrega a mil, sin ambages. Y eso se agradece, aunque no necesariamente siempre tenga que ser por apéndices, bien vale también una apoteósica vuelta. Dejó si constancia que la honestidad del matador lo hizo desprender de los trofeos para darla.
Una feria esta del 2016 en Chota que marcará la historia taurina de la ciudad de nuestro Perú, grandes triunfadores junto con el matador Roca Rey que escribió con oro su nombre en estas páginas. Viva nuestro Perú taurino.

FICHA. Plaza de toros El Vizcaíno, Chota. Lunes 27 de junio 2016. Se lidiaron toros de Capiro de Sonsón y Paiján. Los tres primeros mansos y rajados y los otros complicados y peligrosos, destacando el 6º por noble aunque rajado. Todo fueron señalados en varas. Daniel Luque, palmas y oreja. Juan del Álamo, silencio y oreja. Andrés Roca Rey, dos orejas y dos orejas. Salió a hombros de su hermano el matador Fernando Roca Rey.

Fotovideo de la segunda de Feria San Juan Bautista en Chota

domingo, 26 de junio de 2016

Vibrante y emotivo triunfo de Roca Rey en Chota

@magalyzapata

La de hoy, segunda de Feria San Juan Bautista en Chota, no fue una tarde más, no fue una tarde cualquiera, marcará un antes y un después en esta ciudad taurina peruana, porque la sola presencia en el cartel del figurón peruano y mundial, Andrés Roca Rey, así lo reclamaba.

Lo que tras el apoteósico triunfo conseguido hoy en la arena El Vizcaíno, que para mí va más allá del numérico corte de cinco orejas, dejó patente su capacidad de invención, de valor, de dominio y de poderío, pero sobre todo de entrega total, despreciando su vida y si cabe morir venciendo. Cierto es que el oponente, el toro, no fue el suficiente en condiciones, justo el trapío, justa la fuerza, justa la casta pero estuvo él ahí, Andrés Roca Rey, para conjurar esas desgraciadas justezas y regalar a la afición de Chota, la que estuvo presente en cuerpo y alma, y a través de ella a la de todo el Perú taurino y de otros confines del mundo donde la tecnología nos permitió llegar en transmisión online, regalar decía, su cabeza hecha torería, su alma hecha majeza y su corazón hecho entrega con dignidad, con pundonor, con verdad, sin artificios, como sólo él sabe hacer.

Tres hierros que saltaron a la arena, uno para rejones protestad por su presentación y poca edad, el primero de Paiján, otros colombianos de El Capiro, que tuvieron algo pero no mucho en esa casta, de esa que contribuye al triunfo cuando el poder es hecho muleta, y el de Roberto Puga que su clase para embestir, hablo del noble y humillado 6º, no bastó para que Roca Rey firmará ‘la obra’ del arte efímero que es el toreo, y acotar que el 5º fue devuelto por blando. La presentación de los toros para el de a pie, fue correcta pero hasta ahí, de parte de los cafetaleros y muy por bajo de lo que un figurón como este gallo del Perú merece. De todos cumplieron en el caballo los colombianos aunque sin clase, y los nacionales apenas señalados por los varilargueros para dosificar unas fuerzas que apenas sostenían su noble clase.

Los de rejones, para el venezolano Francisco Javier Rodríguez y el español Rubén Sánchez, tuvieron complicaciones. Por delante, Sánchez, tuvo difícil centrar al público perdido en protestas por la presentación de su toro. No se le valoró el esfuerzo. Ante el 4º, Rodríguez, encontró muchas complicaciones ante las que su esfuerzo por resolver y lucir, se diluyeron cuando usó el rejón final sin acierto.

El panorama así contado, parecía de negros nubarrones que ensombrecerían la tarde (como esos que soltaron sus gotas intensas en el segundo toro completando la cuota de agua que faltaba en el albero y que el polvo no nos incordiara el resto de la tarde).

Pero sucedió que salió el sol y nos calentó la tarde. Un sol hecho carne, que se encendió hecho torero para calentar los corazones taurinos de esta tierra, Cajamarca, hasta el clímax, hasta la locura, hasta el delirio, como sucede allá por donde torea, y por calentar fue tanto, como el agradable sol que nos cobija cuando paseamos entre sus cerros inundados de todas las gamas de verdes que la adornan.

Y, por seguir #chabuqueando debo decir, que es este Andrés, un hijo del sol del Perú mío, que irradió Chota con su torería, con su gallardía y su guapeza, aquella de la más fina estampa cantada, pero que esconde un corazón de león, que busca el triunfo sin más armas que la ambición y el poder de su muleta sujetado por un don dado por Dios.



Construyó, o acaso sería mejor decir, inventó faenas de altos vuelos, donde quizás sólo cabría la  incertidumbre y el pesar de haber caído en otras manos.  Pero  las suyas sujetaban el percal y la pañosa con tanta solvencia, con tanta firmeza pero a la vez con tanto mimo y sutileza para dosificar y administrar hasta llegar al triunfo.  En larga, media y corta distancia, manejando con destrezas las alturas de los engaños para terminar los muletazos. Despreciando vida y oponente, en abuso de poder, metiéndose entre los pitones con frialdad pasmosa.  Tanto, que hasta pudo vestirse de tragedia de ser mayor el achuchón del toro cuando se cansó de torear de rodillas y pagó el desplante con un arreón que casi le cuesta una cornada.


No es mi afán justificar o criticar, oreja más, oreja menos, la historia lo juzgará. Sólo trasmitir lo que sentí porque me conmoví. No fueron faenas de exquisiteces ni florituras, fueron de enjundia y de ganas, de actitud y de querer demostrar de lo que está hecho, de por qué es quien es hoy Andrés, en la torería mundial. Montarse sobre una tarde, que podría haberse ido al despeñadero, pero que por su ambición y capacidad, fue de apoteosis, emotiva y vibrante. Y no nos queda más que decir, otra vez #chabuqueando, que este Andrés es un gigante al que arrullan sus anhelos, esos de llegar a la cumbre, sueños que pasito a paso convierte en realidad cuando se engalla como el gallo camarón y los va convirtiendo en realidad, hoy tocó convertirlos en realidad frente al cielo… de Chota, que es el corazón de nuestro Perú taurino.

FICHA. Plaza de toros El Vizcaíno de Chota, Cajamarca. Domingo 26 de junio 2016. 2ª de Feria San Juan Bautista. Se lidiaron tres hierros: Paiján 1º, protestado por su presentación, para rejones; 2º y 3º lidia a pie, de Capiro del Sonsón, nobles y justo de fuerza y casta. 4º para rejones de Capiro, complicado, recortando. 5º y 6º de Roberto Puga, nobles sin fuerzas, devuelta el 5º y sustituido por un Capiro de Sonsón. Los rejoneadores Rubén Sánchez, silencio. Francisco Javier Rodríguez, silencio. Andrés Roca Rey, dos orejas, dos orejas, oreja y ovación. Salió a hombros del matador y ganadero Aníbal Vásquez.

Fotovideo de Agustín, la primera de Chota 2016

@magalyzapata